Kim Kardashian impone estrictas normas a los pasajeros de su jet privado: así es el lujoso avión

Solo muy pocos tienen la suerte de subirse al avión privado de Kim Kardashian (41 años). Un jet valorado en 150 millones de dólares (151,75 millones de euros) al que puede entrar su círculo más cercano, siempre y cuando cumplan con ciertas condiciones. Así quedó demostrado en uno de los recientes episodios de su reality, The Kardashians.

Las imágenes muestran a la socialité en medio de una conversación con su hermana Kendall Jenner (26) antes de un viaje a la ciudad de Milán para asistir a un desfile de Prada. Durante la charla, Kim Kardashian deja muy claro que quiere mantener su avión impecable y en perfectas condiciones.

La empresaria reacciona de mala manera cuando su hemana le cuenta que tenía intenciones de broncearse antes de su vuelo. “¿Un bronceado en aerosol antes de mi vuelo?”, le pregunta Kim a Kendall.”¿Has visto los asientos de cachemir?” le dice la socialité antes de negarse rotundamente. “No puedes broncearte con spray en mis asientos de cachemir”, insistió.

Pero esta no es la única restricción que pone Kim Kardashian a quienes se suban a su avión privado. En otro episodio del reality que salió a la luz el pasado junio, la modelo solicitaba a los pasajeros que se descalzaran antes de entrar en el jet. A cambio, les ofrecía unas zapatillas personalizadas para que pudieran moverse dentro.

El avión es un exclusivo jet privado que Kim Kardashian compró en 2021 y, durante un año, rediseñó a su gusto. Ella misma mostró el resultado en uno de los capítulos de Las Kardashians, mientras le hacía un tour virtual al que fuera su pareja, Pete Davidson (28).

“Nunca soñé que tendría un avión. Pretendía que esto se sintiera como una extensión de mí y realmente es una extensión de mi casa”, decía la socialité. “Estoy muy emocionada”, añadía.

La empresaria convirtió un Gulfstream G650ER, un tipo de avión que también en utilizan magnates como Jeff Bezos (58) o Elon Musk (51), en un jet personalizado y con todo tipo de lujos, al que ella misma denominó Kim Air.

“Normalmente, los aviones son oscuros con pieles más claras; el mío lo hice a medida, todo de madera clara. Hice poner un baño en la parte delantera y otro en la trasera. Cada asiento tiene su propio cargador de teléfono. Lo mejor y más emocionante del avión es que es todo de cachemir. Techos de cachemir, almohadas, reposacabezas. Me siento como si estuviera haciendo un ‘MTV cribs’ para aviones, ¡qué sueño!”, decía en su propio reality.

Su descripción no podía ser mejor. El avión tiene capacidad para 18 personas y, tanto la decoración de los asientos como la de todo el interior, destaca por su fino color crema. Cuenta con un dormitorio trasero con dos camas y dos baños de lujo.

Quienes cumplan con los requisitos que establece la socialité y puedan volar en su avión, serán testigos de todo el lujo y confort que ofrece la empresaria. La recepción comienza en las escaleras del jet con una curiosa alfombra que lleva el nombre del avión, Kim Air. Nada más entrar, la estrella de realities entrega a sus pasajeros pijamas y vestimenta de Skims, su marca de ropa, para viajar con mayor comodidad. El selecto grupo de amigos de la más famosa de las Kardashian también disfrutará de un exquisito catering y de todos los servicios a bordo.

Además de utilizar el avión para trasladarse de un país a otro y cumplir con sus compromisos profesionales, Kim Kardashian, tal y como ha mostrado en su cuenta de Instagram, ha recurrido a este para fines personales. El jet, por ejemplo, le sirvió como medio de transporte para celebrar el lujoso cumpleaños de su hija mayor, North West (9).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like